<$BlogRSDUrl$>


Una forma de
ver el mundo


Welcome to my hideaway...
my secret place



Enlaces

Otros blogs
. Desde el jergón
. dedosdisparados
. 100 palabras
. Trapo
. El sentido de la vida
. El club de los Pájaros Mojados
. Mis visitas esporádicas

Puntos de encuentro
. Bitácoras.net (pings)
. Bitácoras.com



Actualizaciones de PUMlog!
Si quieres que te avise por mail
cada vez que actualice la página,
mándame un correo



6.4.04


Tránsitos


[Viajes]



Cualquier viaje en avión, sobrevolando los rincones del mundo a vista de pájaro, me hace sentirme muy pequeñita. Y afortunada de poder ver más allá de las que han marcado como mis fronteras.

Viajar es aprender en el sentido más literal de la palabra. Experimentar, ver y vivir lo que no está escrito en ninguna guía turística.

El viaje es el camino y no sólo el destino. Aeropuertos, estaciones de tren, de autobuses: tránsitos. Caras distintas, lenguas diferentes, unas monedas, otras. Incidencias. He pasado largas horas simplemente esperando y volvería a hacerlo. El mundo hay que verlo así: desde el cielo, con las nubes como alfombra, y también desde el frío suelo de un andén.

Recuerdos...
Recuerdo una visita relámpago al Louvre, con paradas obligatorias en la Mona Lisa, la Venus de Milo y mi preferida: la Victoria de Samotracia. Y un desayuno de croissants recién hechos en una cafetería de Monmartre.
Recuerdo a un hombre feliz, que vagaba por el aeropuerto de Milán Malpensa con una rosa en la mano y la sonrisa más radiante que jamás he visto. Pensé que, probablemente, aquella cara risueña escondía la historia de amor por antonomasia.
Recuerdo una mañana de un 11 de septiembre, en un pequeño pueblo de Massachusetts, amaneciendo ante la televisión cuando el mundo estaba cambiando. Recuerdo el polvo suspendido y una hilera interminable de fotos, flores y velas por las calles de la gran manzana.
Recuerdo cómo las moscas intentaban robarnos migajas de una paella casera, cocinada entre los ladrillos y la hormigonera de una casa en obras, en los campos de Eivissa.
Recuerdo un concho en el que viajamos por Santo Domingo, el sabor de la piña colada y de los tostones de plátano. Recuerdo a la señora que nos contó la situación de su país en víspera de elecciones y al fotógrafo que renegaba de la herencia de la madre patria española, como si el tiempo no hubiera borrado las heridas.

No tengo buena memoria para casi nada, incluidos los viajes, pero no me preocupa. Los recuerdos que quedan, sean los que sean, son los importantes. Y, afortunadamente, casi siempre permanecen los mejores.


Archivo


© 2003, Elena García Lafuente (diseño y textos). Todos los textos de esta web son propiedad intelectual de su autora, excepto si se indica lo contrario. La licencia de uso de los contenidos de este sitio puede verse en Creative Commons.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?    Weblog Commenting by HaloScan.com    Nedstat Basic - Free web site statistics   

Esta página sindica gracias a Atom: XML feed